miércoles, 11 de septiembre de 2013

LA MÚSICA EN LA ESCUELA

LA MÚSICA EN LA ESCUELA: ¿QUÉ APRENDEMOS?


Recuerdo lo que intentaron enseñarme sobre la música a lo largo de mis mis muchos años en el colegio: teníamos que aprender solfeo, tocar algunas canciones con la flauta dulce, e historia de la música. Si intentaron enseñarme algo más no lo recuerdo, así que para mí es como si no hubiera pasado.

Recuerdo que me gustaba mucho interpretar las canciones con la flauta, pero no me interesaba nada la historia de la música, quizás porque en esa historia no había nada de música medianamente moderna, no estaba el pop, ni el rock, ni nada que pudiera interesarme. No es que la música clásica no me guste, ni la aprecie, pero simplemente tengo otras preferencias. Creo que no era el único al que le pasaba esto. Me acuerdo siempre de un compañero de clase, que no obtenía "buenas notas", ni prestaba demasiada atención en clase, sin embargo se las apañaba para leer  un grueso libro de Los Beatles (tres veces más grueso quizás que el libro de cualquier asignatura de aquel curso) mientras "aguantábamos" la clase que fuera. En otras muchas ocasiones, este compañero "soportaba" las clases escolares escuchando  música furtivamente mediante los auriculares de un "walkman" de antaño. Desde joven ha tocado la batería en grupos musicales y me consta que también se maneja bien con la guitarra. Supongo que le gustaba la música, que le encantaba, y que a excepción de la educación física, lo demás del colegio no le atraía demasiado (aunque superó todas las pruebas y se graduó para la universidad). Por lo que yo sé ha estudiado Comunicación audiovisual.


Pero volvamos a mi vida: La música siempre me ha atraído, así que supongo que  intenté suplir en casa lo que el colegio no me daba. Empecé a tocar la guitarra y la batería, aprendiendo de otros compañeros, tocando sin saber nada de teoría musical. Entonces te das cuenta de que podían haberte enseñado cosas mucho más interesantes y útiles en el colegio sobre la música, descubres que existen los semitonos (desconozco por qué no se nos enseñaron los semitonos y cómo se tocan en la flauta...¿pensarían que era demasiado difícil?), que hay tonalidades, escalas y un infinito etc, y lo mejor de todo: descubres que con poco conocimiento y algo más de práctica puedes dar salida a lo que llevas por dentro y expresarte, puedes crear canciones y no sólo interpretarlas.

Más tarde, ya finalizados mis estudios universitarios, alguien me descubrió la grabación y edición casera de música en el ordenador, ampliando los medios y posibilidades de creación de  mis canciones, poniendo todo esto en práctica. Me acercaba así un poquito a imaginarme cómo es el proceso de construcción de las canciones en un estudio, y aunque sigo sin tener casi conocimientos acerca de tocar la guitarra, con lo poco que sé he grabado varias canciones; sigo en el camino de aprender y con la ilusión de seguir mejorando. Sin embargo, creo que si en el colegio hubiéramos aprendido música de otra manera, mis posibilidades y capacidades de expresión musical serían considerablemente mayores.

Y ¿por qué este breve relato de este pasaje de mi vida? Pues porque me pregunto ¿cómo son ahora las clases de música en los colegios?. Supongo que son mejores, ya que por lo menos veo que ahora en algunas aulas de música hay otros instrumentos como teclados, tambores, violines, guitarras, y me alegra ver que es así. Pero, ¿se facilita y promueve la creatividad, la expresión propia?, ¿hacen los alumnos canciones?, ¿se aprovecha la enorme herramienta informática que suponen los programas  de edición y grabación de audio, los instrumentos virtuales mediante los cuales cualquiera puede hacer canciones en casa? No lo tengo tan claro y me falta información. 

Yo apostaría por una educación musical de esta manera y espero verlo en muchos colegios, estoy seguro que los alumnos y alumnas lo agradecerán.

2 comentarios: